Publicado el 28 Enero de 2016 a las 17:37

historia-refrescos

Los refrescos empezaron a elaborarse en las farmacias para mejorar pequeñas afecciones. El primero del que hay constancia en España fue el sifón. Más tarde llegaron las sodas, gaseosas y otros sabores tan populares como la cola, naranja o limón, hasta completar la gran oferta existente hoy.

La gaseosa, un producto clave

Con multitud de marcas y productores locales, las gaseosas lideraron el mercado durante años en las primeras décadas del siglo XX y estaban presentes en casi todos los hogares españoles. Un producto genuinamente nacional que abrió el paladar de los consumidores a las bebidas con gas.

El éxito de las bebidas gaseosas en esta época lo refleja el hecho de que en los años 50 había en España más de 5.000 fabricantes. Se distribuían en cada provincia, de casa en casa y en los bares y tabernas de la época, a través de burros, bicicletas y carros, hasta que años más tarde se empezó a extender el uso de vehículos de motor.

El primer refresco sin burbujas

Otro de los grandes hitos lo encontramos en el primer refresco sin burbujas, que fue de origen español, “Trinaranjus”. Lo creó el Dr. Trigo en 1934, y su nombre surge de su contenido de zumo de tres variedades de naranja valenciana.

De un mercado muy local a la gran popularización

La gran popularización de los refrescos y de sus marcas tiene su gran exponente con el refresco de cola, que ya triunfaba en Estados Unidos y otros países. Elaborado a base de extractos de nuez de cola, aterrizó en nuestro país en los años veinte con acuerdos de distribución locales, hasta que en 1953 salió al mercado la primera botella fabricada en España. A partir de entonces este sabor empezó a hacerse tan conocido, que llegó a convertirse en lo que es hoy, uno de los preferidos en todo el mundo.

A partir de los sesenta se hicieron también muy populares nuevos sabores más amargos, como el bitter y la tónica. En los los setenta y ochenta se diversificaron más los gustos y los estilos de vida de los consumidores, y fueron ganando terreno las bebidas light, casi sin calorías. Esta tendencia se mantiene en la actualidad, con una oferta cada vez mayor de productos con aporte calórico casi nulo.

Referentes en publicidad

Las acciones de comunicación del sector a lo largo de su historia también han sido muy destacadas. Carteles, promociones, anuncios en radio… Y con la llegada de la televisión, algunas de las campañas de publicidad más reconocidas en la memoria colectiva de los españoles.

Los refrescos hoy

En estos 180 años de historia, los refrescos se han adaptando continuamente a los tiempos, costumbres y demandas de la sociedad. De esta forma, las bebidas refrescantes cuentan hoy con más de 37 millones de consumidores, unos 13,5 millones de hogares y una gran variedad de productos.

 

Más información: