Publicado el 9 enero de 2014 a las 17:20

Con la llegada del Nuevo Año y después de Navidades la estadística no falla: empiezan las largas listas para apuntarse a gimnasios y la concienciación de muchas y muchos para la práctica de actividad física. Sin embargo, a las pocas semanas no menos largas son aquellas listas de los que se desmotivan o abandonan el propósito. Informar de la gran cantidad de beneficios que supone para el organismo el combinar ejercicio, alimentación equilibrada y una correcta hidratación es clave para la Asociación de Bebidas Refrescantes:

blog_actividadfisica2

Evitar el sedentarismo dedicando un tiempo a la semana a nosotros mismos mediante cualquier actividad; desde correr a caminar, montar en bici, pasando por una clase de Zumba o dar un paseo mejorará de forma sustancial el estado físico y anímico, evitará la aparición de enfermedades y también te hará pasar un rato divertido acorde a tus capacidades y gustos.

Además beber líquido antes, durante y después de su práctica, aunque no se tenga sed, es fundamental para evitar el riesgo de deshidratación. Los refrescos que son bebidas compuestas de al menos en un 90% de agua y por su gran variedad y contener sabor propician una mayor ingesta, por tanto son ideales al practicar actividad física y te ayudarán a hacerlo en unas condiciones saludables.