Publicado el 4 junio de 2017 a las 15:00

 

 

Desde 1973, el Día Mundial del Medio Ambiente se celebra el 5 de junio. Fue establecido por la Asamblea General de la ONU para fomentar la sensibilización mundial sobre el medio ambiente y promover la atención y acción política al respecto. El país anfitrión de este año, Canadá, ha elegido como tema «Conectar a las personas con la naturaleza», que será el eje de las celebraciones en todo el planeta: encuentros, conciertos, exposiciones, concursos y campañas de limpieza.

Se trata de una fecha imprescindible tanto para los ciudadanos, como para las organizaciones y empresas que trabajamos en pos de una gestión más sostenible y así lo entendemos en la Asociación de Bebidas Refrescantes.  En los próximos días presentaremos el Informe de seguimiento y evaluación de nuestros compromisos medioambientales para el 2020. Nos acompañarán la Secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García Rodríguez, así como representantes de SEO/BirdLife y PwC, entidades que nos han apoyado en la definición de indicadores, evaluación y detección de áreas de mejora.

El sector de bebidas refrescantes trabaja muy activamente para actuar y mejorar sobre distintos aspectos ambientales: reducir el consumo de agua y energía, incorporar criterios de sostenibilidad en el diseño de los envases y seguir avanzando en su reciclabilidad…

Los avances están siendo significativos, y el reto es constante.