Publicado el 17 Diciembre de 2013 a las 13:04

El sector de bebidas refrescantes trabaja en la investigación, desarrollo y divulgación continua de los efectos positivos de los edulcorantes usados para dar un sabor dulce en alimentos y bebidas. Según los estudios científicos actuales se trata de ingredientes completamente seguros para su consumo por la población general, y cumplen una función en grupos como los diabéticos, que combinados con la práctica de actividad física ayudan a mantener un estilo de vida saludable.

Uno de ellos es el aspartamo. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) acaba de confirmar en una re-evaluación científica sin precedentes la seguridad del aspartamo como aditivo alimentario. En un análisis exhaustivo dicho organismo asegura que este edulcorante no representa ningún riesgo para la salud de acuerdo a los niveles autorizados para su consumo, lo que viene definida por la Ingesta Diaria Admitida (IDA) de 40 mg/kg de peso al día.

Esta revisión se ha extendido tanto a animales como humanos, para concluir que el aspartamo no representa ningún riesgo en cuanto a daños genéticos, incluyendo el cáncer. Además, no daña el cerebro, el sistema nervioso ni afecta a la función congnitiva o de comportamiento en adultos y niños. Tampoco ve la autoridad ningún riesgo en mujeres embarazadas con el desarrollo del feto derivado de la exposición a fenilalanina procedente del aspartamo al nivel actual de IDA establecida para embarazadas (con excepción, como es lógico, de mujeres que padecen fenilcetonuria).