Publicado el 20 abril de 2017 a las 19:04

 

  • Las actividades al aire libre y los nuevos récords en número de visitantes, tanto internacionales como nacionales, fomentan la venta y consumo de bebidas refrescantes
  • La ocupación hotelera ha aumentado un 5,4% respecto a 2017, así como también lo ha hecho la demanda en locales de restauración, creciendo otro 10%

MADRID – 20 DE ABRIL DE 2017

Los positivos datos del turismo en Semana Santa han estimulado el consumo de bebidas refrescantes en España. La buena meteorología en gran parte de la península ha propiciado un aumento de los visitantes, tanto en zonas costeras como de interior, las actividades al aire libre y las reservas en establecimientos hostelería y restauración, fomentando a su vez el consumo de refrescos.

El turismo, tanto internacional como interno, ha batido nuevos récords. Según datos de Turespaña, la ocupación hotelera ha sido de alrededor del 85%, representando un incremento del 5,4% respecto al año pasado. La Federación Española de Hostelería (FERH) también cifra en un 10% el aumento de la demanda en establecimientos de restauración.

Tras las positivas cifras de Semana Santa, las estimaciones del consumo de refrescos para la época estival se prevén aún mejores. La recuperación económica en España ha reactivado el turismo interno, así como las reservas hoteleras y de restauración, directamente relacionadas con el consumo de bebidas refrescantes.

Los refrescos tienen un peso relevante en la economía española. El sector aporta unos 12.000 millones de euros y supone el 1,4% del PIB del país. Se calcula que la industria de las bebidas refrescantes genera unos 8.500 puestos de trabajo directos y casi 56.000 empleos indirectos. La producción anual supera los 4.400 millones de litros.

Descargar nota de prensa.