Publicado el 8 junio de 2017 a las 13:55

  • Como parte de este trabajo, entregan al director general de Tráfico, Gregorio Serrano, el “Manual de prevención de riesgos laborales en el tráfico”, primera de las acciones de esta colaboración.
  • El sector de las bebidas refrescantes da empleo directo a unos 8.000 trabajadores y más de 64.000 indirectos, que a diario forman parte de la movilidad, como peatones, usuarios de vehículos y conductores profesionales.
  • La mejora de la Seguridad Vial, la formación de los empleados y la movilidad, ejes estratégicos de la Asociación de Bebidas Refrescantes y del Club automovilístico.
  • Se amplían las acciones desarrolladas durante más de una década, entre las que destaca la campaña de prevención de la fatiga “Un refresco, tu mejor combustible”

MADRID, 8 de JUNIO DE 2017

Los accidentes viales son la única causa de fallecimiento laboral que aumentó en 2016, con 204 personas fallecidas, lo que supone un 18% más respecto a 2015. Por tipo de desplazamiento, un 42% de los fallecidos se produjeron en un siniestro ocurrido durante la jornada laboral, y el 58% durante el camino al trabajo o la vuelta a casa, unos trayectos que, según las estadísticas, suponen entre el 70% y el 80% de los desplazamientos en días laborables. Ante estos datos, el RACE y la Asociación de Bebidas Refrescantes, ANFABRA, han elaborado el “Manual de prevención de riesgos laborales en el tráfico”, que se entregó ayer al Director General de Tráfico, Gregorio Serrano, por los presidentes de ambas instituciones, Carmelo Sanz (RACE) y John Rigau (ANFABRA).

De los 555.000 accidentes laborales con baja registrados en el año 2016 en España, 63.400 de ellos se produjeron por un accidente de tráfico, según datos del Instituto Nacional de Salud e Higiene en el Trabajo (INSHT), lo que supone un aumento del 8% respecto al año anterior. Los datos muestran como uno de cada tres accidentes mortales en el ámbito laboral fue por un siniestro vial, con un total de 204 personas fallecidas, lo que supone que el 11,4% de los accidentes laborales provoca el 33,6% de los muertos, mostrando una elevadísima tasa de mortalidad. Si analizamos la evolución por tipo de accidente de tráfico, los siniestros mortales viales durante la jornada laboral pasaron de 72 en 2015 a 86 en 2016, lo que supone un 19% más; en los trayectos en itinere, los fallecidos aumentaron un 17%, pasando de 101 en 2015 a 118 en 2016.

Ante estas cifras de siniestralidad, RACE y la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA) han firmado un acuerdo de colaboración para desarrollar acciones que mejoren la seguridad vial en el ámbito laboral. Como primera actividad, se ha elaborado un Manual con el fin de ayudar a las entidades a mejorar la formación, concienciación e información entre sus trabajadores. El libro, con prólogo del Director General de Tráfico, del presidente del RACE y del presidente de ANFABRA, se divide en tres capítulos que se centran en el tráfico y su impacto en la seguridad laboral, la prevención de riesgos laborales viales, y un epígrafe sobre planes de movilidad, formación y concienciación.

En concreto, el Manual analiza los principales factores de riesgo que están presentes en la siniestralidad vial en carretera como son: el estado del vehículo, el factor humano o las características de las infraestructuras. La incompatibilidad del alcohol y las drogas en la conducción, la prevención de la fatiga dunante los desplazamientos y la prevención de las distracciones al volante, son algunos de los temas que se tratan en el presente manual. Asimismo, incorpora los contenidos necesarios para que los técnicos de prevención de riesgos laborales puedan poner en marcha medidas enfocadas a mejorar la seguridad vial y movilidad en sus compañías, destacando la información necesaria para poner en marcha un plan de movilidad.

Los contenidos, recomendaciones y actuaciones que el RACE ha incorporado en el Manual tienen su origen en los trabajos que ha ido realizando en materia de seguridad vial, en la experiencia de formar a más 100.000 trabajadores de más de 200 empresas, y en los éxitos registrados en la reducción de la siniestraliadd vial laboral en las empresas con las que actualmente trabaja y donde los índices de mejora de la siniestralidad se encuentran por encima del 40% de reducción.

Reducir la siniestralidad laboral en general, y la relacionada con el tráfico en particular, es una tarea que implica a la empresa, las instituciones y al propio trabajador, apostando por la formación y la información como eje principal de la política preventiva. Actualmente, las empresas disponen de un plan de prevención de riesgos laborales para sus empleados, donde se definen sus funciones y los riesgos a los que se exponen dentro del desempeño de las mismas.

Sin embargo, la accidentalidad de los trabajadores no solo se encuentra dentro del centro de trabajo, sino que hay que tener en cuenta otros ámbitos, como cuando el trabajador se desplaza con su vehículo durante la jornada laboral (desplazamiento en misión), y otros momentos, también ligados a nuestra actividad profesional, como es el trayecto in itinere, con origen o destino a nuestro puesto de trabajo.

Más de una década concienciando a los conductores

El RACE y ANFABRA iniciaron su colaboración en el año 2006, con la puesta en marcha de la campaña de prevención de la fatiga y la somnolencia en la conducción, “Un refresco, tu mejor combustible” que se ha desarrollado sobre tres ejes: por un lado la investigación, analizando cuáles son las consecuencias de la fatiga y los hábitos de los conductores; por otro lado la formación, y por último la comunicación, haciendo hincapié en la importancia del descanso y la hidratación, y el papel de los refrescos en viajes largos para ayudar a mantener el buen tono físico y la atención en la carretera.

Pie de foto (de izquierda a derecha): Carmelo Sanz, presidente del RACE; Gregorio Serrano, director general de Tráfico y John Rigau, presidente de la Asociación Bebidas Refrescantes.

Descargar nota de prensa.