Publicado el 8 abril de 2014 a las 17:14

La armonización de los refrescos con los alimentos se basa en el equilibrio, a partir de los principios de la similitud, el contraste y la complementariedad. Se trata de que tanto la comida como la bebida refrescante con que se acompañen se potencien mutuamente.

En la actualidad, dada la gran variedad de bebidas refrescantes de diversos sabores y que combinan distintos ingredientes, las posibilidades son infinitas.

La cola armoniza con una gastronomía de sabores potentes

La cola remite a una gastronomía de sabores potentes. Su dulzor acaramelado y su capacidad para estimular la percepción a través de su acidez, así como la propiedad del gas carbónico de limpiar las papilas gustativas antes del siguiente bocado, la hacen compatible con carnes y patés.

Armoniza con:

  • Cordero: piernas rellenas de frutos secos, asado
  • Carnes rojas a la parrilla
  • Cerdo: jamón al horno, cochinillo asado
  • Aves: foie; patés especiados
  • Ahumados de pescado: salmón, arenques

 

maridaje_cola