La industria de las bebidas refrescantes  ha estado comprometida desde siempre con el respeto y defensa del medio ambiente y lleva años aplicando mejoras en los distintos procesos de producción y distribución de sus productos, a partir de una gestión eficiente y un uso racional de los recursos. Muestra de ello es el descenso continuado de los consumos relativos en base a la producción total. Muchas de estas buenas prácticas empresariales, incluso han sido acreditadas con certificaciones de gestión medioambiental.

medioambiente_chorro

El crecimiento y desarrollo del sector no se basa sólo en la sostenibilidad económica, sino que tiene muy en cuenta los aspectos sociales y ambientales en todos los ámbitos de actuación. La innovación y optimización de los procesos para ser más eficientes y respetuosos con el entorno son una constante. Esto, junto con la apuesta por ampliar la oferta de productos de calidad y con valor añadido, está entre los principales compromisos de la industria de las bebidas refrescantes.

Ahora, la Asociación de Bebidas Refrescantes ha reunido en un solo informe las políticas medioambientales y compromisos comunes del sector para los próximos años, un hito al ser el primero que engloba al conjunto de estas empresas.