Publicado el 28 mayo de 2015 a las 16:30
¿Quieres saber todo sobre el universo de los refrescos?

presentacion_joseppuxeu-directorgeneral-anfabra

MADRID – 28 DE MAYO DE 2015

Las bebidas refrescantes tienen una larga historia. Han pasado más de 180 años desde que se empezaron a elaborar las primeras en España. Como productos muy populares se conoce mucho sobre ellas, pero también se desconocen otras muchas cosas. Por eso, la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA) ha creado el CIBR, Centro de Información de las Bebidas Refrescantes, que se ha presentado hoy y que tiene como objetivo informar con transparencia y claridad.

El CIBR es una plataforma multimedia pensada como base de datos de utilidad y fácil acceso, que se actualiza constantemente y en la que se recopila toda la información relacionada con el sector de las bebidas refrescantes y sus productos. Periodistas, consumidores, instituciones y en general cualquier organización o persona interesada en todo aquello que tiene que ver con los refrescos tendrá acceso directo y de primera mano a datos de interés, actuales e históricos, informes, respuestas a preguntas frecuentes, curiosidades y otras muchas informaciones. A todo ello se accede desde la web de la Asociación, en http://cibr.refrescantes.es/

El Centro de Información de las Bebidas Refrescantes, CIBR, se estructura en tres áreas diferenciadas: salud, economía y medio ambiente. En cada una de ellas se puede encontrar información específica, estudios, publicaciones, vídeos o infografías.

Salud

La industria de bebidas refrescantes ofrece una amplia variedad de productos de gran calidad y con buen sabor que dan respuesta a las necesidades y gustos de los distintos consumidores: con azúcar o sin calorías, con o sin gas, con cafeína o sin ella, con sales minerales y vitaminas, de distintos sabores. Además, el sector es uno de los más activos e implicados en la educación nutricional y la promoción de la actividad física.

La salud es de los temas que más interesa a la sociedad y sobre los que a menudo existe una mayor desinformación. En concreto, en alimentación hay muchos mitos y falsas creencias. Los refrescos no son ajenos a esto.

En el CIBR se puede encontrar información de interés y resolver dudas sobre temas relacionados con la salud y la nutrición. Por ejemplo, en lo que tiene que ver con los ingredientes, se recoge desde qué son, su historia, en qué alimentos se encuentran o las bebidas refrescantes que los utilizan. Además, se responde a preguntas frecuentes y hay un apartado de curiosidades. El rigor científico es la base de todo, por lo que se incluyen estudios y opiniones de las máximas autoridades de salud y seguridad alimentaria de todo el mundo.

Economía y sociedad

Las bebidas refrescantes tienen un importante peso económico y social en España. La industria es netamente local. La producción y distribución se realiza con materias primas y proveedores nacionales, de ahí su relevancia. Destaca tanto el impacto directo como el efecto inducido en otros muchos sectores. La agricultura, la industria y el sector servicios, especialmente la hostelería y el turismo, están muy ligados a la industria de bebidas refrescantes. Esto se traduce en una facturación del 12.000 millones de euros, 64.000 empleos directos e indirectos y una aportación del 1,4% al PIB.

En el CIBR se pueden consultar desde los datos económicos del sector, su evolución, los hábitos de consumo, la historia, la publicidad o consejos para servir los refrescos o maridarlos con los distintos alimentos. Todo ello acompañado de informes, vídeos de interés, recopilación de anuncios de las distintas marcas entre otras muchas cosas.

Medio ambiente

La protección del medio ambiente, las medidas implementadas para hacer una gestión eficiente y uso racional de los recursos, las buenas prácticas, son fundamentales para las empresas de bebidas refrescantes y también se recoge en el CIBR.

El sector ha asumido unos compromisos para 2020 de los que se hace seguimiento anual. Destaca que el consumo de agua se ha reducido en más de un 11% en el periodo que va de 2010 a 2013 y el objetivo para el 2020 es un descenso del 20%. El de energía también ha disminuido en un 13% (de 2010 a 2013). El compromiso del sector, como en el caso del agua, es alcanzar una reducción del 20% para el periodo de 2010 a 2020.

También se hace una correcta gestión de los residuos. En las fábricas, se trata de reducir y optimizar al máximo el consumo de materiales y productos empleados. El 90% de estos residuos generados en las plantas son valorizados para otros usos. En cuanto a los envases, desde el año 2000 se han aligerado entre un 13 y 15% (en función del tipo). Además, todos ellos son reciclables o reutilizables y se colabora en el sistema para gestionar los que se depositan en los contenedores una vez consumido el producto.