El sector de bebidas refrescantes es uno de los más dinámicos de la industria alimentaria. Cada año surgen nuevos sabores y combinaciones de ingredientes que dan lugar y una gran variedad de productos que permiten satisfacer de un modo más completo las necesidades que surgen en grupos específicos de población.

Siguiendo la legislación española, esta gran variedad de sabores se agrupa en diez tipos de bebidas refrescantes, según sus ingredientes:

1. Agua carbonatada

Es la bebida constituida por agua y anhídrido carbónico. Como bebida de consumo, se presenta en dos categorías:

  • Agua carbónica o “seltz”. Es transparente e incolora, constituida exclusivamente por agua y anhídrido carbónico.
  • Agua de soda. También es una bebida transparente e incolora, pero además de estar constituida por agua y anhídrido carbónico, presenta una dosis de bicarbonato sódico.

2. Aguas aromatizadas

Son bebidas incoloras, elaboradas con agua, aromas y cloruro sódico. Éstas pueden incluir anhídrido carbónico o no.

3. Gaseosas

Son aquellas bebidas transparentes e incoloras compuestas de agua, anhídrido carbónico, aromas, azúcares y/o edulcorantes y otros aditivos autorizados.

4. Bebidas refrescantes aromatizadas

Se definen así a las bebidas coloreadas, turbias o no, preparadas con agua, anhídrido carbónico opcional, azúcares y/o edulcorantes artificiales. Presentan aromas y otros aditivos autorizados, pudiendo contener además, zumos de frutas y/o derivados lácteos.

5. Bebidas refrescantes de extractos

Se elaboran a base de agua -gasificada o no- anhídrido carbónico, azúcares, extractos vegetales, agentes aromáticos naturales y aditivos autorizados.

6. Bebidas refrescantes de zumos de frutas

Se elaboran a base de agua -gasificada o no- anhídrido carbónico, azúcares, extractos vegetales, agentes aromáticos naturales y aditivos autorizados.

7. Bebidas refrescantes de disgregados de frutas

En esta categoría, las bebidas están elaboradas con agua potable -gasificada o no-, anhídrido carbónico, disgregados de frutas, azúcares, aromas y otros aditivos autorizados.

8. Bebidas refrescantes mixtas

Mezclan las bebidas refrescantes anteriores con productos alimenticios que cumplan lo dispuesto en su normativa específica.

9. Bebidas refrescantes para diluir

Son aquellos productos de los que, por simple dilución con agua potable se obtiene alguna de las bebidas anteriores. Una vez reconstituido, el producto deberá ajustarse íntegramente a los requisitos exigidos a cada tipo concreto de bebida refrescante.

10. Productos sólidos (polvo o granulado) para preparación de bebidas refrescantes

Son productos en estado granular o en polvo, destinados a obtener cualquiera de las bebidas anteriores -excepto las bebidas para diluir-, por simple dilución con agua potable. En cada uno de ellos es opcional la adición de azúcares y/o edulcorantes artificiales. Una vez obtenido, el producto deberá ajustarse íntegramente a los requisitos exigidos a cada tipo concreto de bebida refrescante.