El Día Mundial de los Derechos del Consumidor se celebra todos los años el 15 de Marzo para promover derechos fundamentales como el acceso a la información, a poder elegir, a contar con productos y servicios seguros así como el derecho a un medio ambiente saludable y sostenible, entre otros.

El etiquetado de los productos alimenticios es uno de los instrumentos más importantes para la consecución de la protección y el derecho a la información. Éste facilita una gran cantidad de datos sobre la naturaleza y las características de los productos, permitiendo así adquirirlos y consumirlos de manera informada. También es muy útil para que el consumidor pueda elegir aquellos alimentos o bebidas que se ajustan a sus necesidades y a su estilo de vida.

 

La legislación en materia de etiquetado ha evolucionado mucho -sobre todo en las últimas tres décadas- con normas que han supuesto cambios  importantes en el tipo de información y en la forma de presentarla. Por su parte, la industria alimentaria española –entre la que nos incluimos- trabaja activamente para favorecer esta información y a su vez promover una alimentación equilibrada, variada y moderada.

También desde la Asociación de Bebidas Refrescantes apostamos por formar al consumidor en estos temas y por resolver sus dudas. Un ejemplo de ello, son los interactivos que pueden consultarse en nuestra web sobre marcado de fechas o los datos contenidos en la etiqueta de una lata de refrescos.

Fibra, sodio, vitaminas, minerales, aporte energético, fecha de caducidad o de consumo preferente… ¿Tú sabes lo que lleva tu bebida refrescante favorita?