La armonización de los refrescos con los alimentos se basa en el equilibrio, a partir de los principios de la similitud, el contraste y la complementariedad. Se trata de que tanto la comida como la bebida refrescante con que se acompañen se potencien mutuamente.

En la actualidad, dada la gran variedad de bebidas refrescantes de diversos sabores y que combinan distintos ingredientes, las posibilidades son infinitas.

  • La cola remite a una gastronomía de sabores potentes. Su dulzor acaramelado y su capacidad para estimular la percepción a través de su acidez, así como la propiedad del gas carbónico de limpiar las papilas gustativas antes del siguiente bocado, la hacen compatible con carnes y patés.
  • La naranja, por el predominio de lo dulce sobre lo ácido y por sus fuertes notas cítricas, es compatible con los sabores fuertes como vinagretas o ensaladas. También combina con postres de frutas.
  • El limón, al tener una acidez fresca, se identifica y fortalece con sabores intensos, por lo que armoniza bien con pescados fuertes y con dulces.
  • La tónica, por sus toques amargos encaja a la perfección con frutos secos, aceitunas, ahumados, conservas o frituras de pescado.
  • La gaseosa se caracteriza por sus matices cítricos, una acidez moderada y un suave sabor a lima, por lo que combina con salsas picantes, frutos secos salados, arroces al horno, pasta, etc.
  • El bitter, con un predominio del sabor amargo, así como su original y compleja combinación de aromas herbáceos, combina con frutos secos, aperitivos, alitas de pollo.
REFRESCO PLATOS CON LOS QUE COMBINA
Cola Cordero: piernas rellenas de frutos secos, asado
Carnes rojas a la parrilla
Cerdo: jamón al horno, cochinillo asado
Aves: foie; patés especiados
Ahumados de pescado: salmón, arenques
Naranja Vinagretas con miel
Elaboraciones con cilantro
Rábano dulce (Daikon)
Especias fuertes: curry, páprika, especias chinas
Ensaladas: hojas de roble, lollo rosso, achicoria
Postres de frutas
Limón Pescados fuertes: cabracho, cangrejo, etc.
Vinagres balsámicos, Módena
Berujas, alfalfa, brotes de apio
Salsas mahonesa, mostazas
Dulces consistentes con jengibre: galletas, bizcochos
Lima-Limón Macedonia de frutos del mar
Sushi
Ensaladas de legumbres (lentejas, alubias) con jengibre
Postres con manzanas verdes ácidas (Granny Smith, Reineta)
Filetes de pavo (brasa, plancha) con salsa de soja
Tónica Frutos secos, aceitunas aliñadas
Ahumados: pescados, carnes
Algunas conservas: huevas de pescado, sardinas picantes, escabeches
Tomates al horno con queso
Frituras de pescado: boquerones