Un año más nos sumamos a la celebración del Día Mundial del Ambiente, una fecha que desde 1974 nos recuerda la importancia de motivar a las administraciones, sectores productivos y a los ciudadanos para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sostenible.

En la industria de las bebidas refrescantes llevamos muchos años conscientes de esta responsabilidad y asumiendo retos cuantificables en la reducción de los ratios de consumo de agua, en el aligeramiento de envases, en la reducción del consumo de energía así como en porcentaje de energía proveniente de fuentes renovables, entre otros objetivos.

Entendemos también que nuestro sector debe asumir compromisos no sólo relacionados con el medio ambiente, sino con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que la ONU se ha marcado para 2030.

Es por ello que los hemos analizado y hemos priorizado aquellos en los que nuestra aportación es mayor: contribuimos directa e indirectamente a 11 de esos 17 objetivos de la Agenda 2030 y son estos los que sustentan nuestra estrategia para esta próxima década. Todo ello teniendo en cuenta un contexto económico y social marcado por la salida de la pandemia.

Para este día, y como un adelanto de una amplia recopilación de buenas prácticas en la que estamos trabajando, hemos seleccionado tres iniciativas -con un claro objetivo de preservación del medio ambiente- puestas en marcha por tres de las empresas asociadas.

Una nueva botella PET 100% de material reciclado

España se convertirá en el primer país del mundo en el que Pepsico lanzará este año una nueva botella 100% reciclada. El objetivo es reducir el consumo de plástico virgen y apostar por la circularidad bajo la misión de que ningún plástico se convierta en residuo.

En 2020, la compañía ya dio un paso relevante con la incorporación de un 50% de plástico reciclado en las botellas de 2 litros -su formato más comercializado-, de las marcas KAS, 7UP y Pepsi. Ahora, con la migración de las botellas de la gama Pepsi al 100% de material reciclado, la compañía reducirá un 74% el uso de plástico virgen en el total de su portafolio de bebidas y su huella de carbono en un 40%.

Más información

Devolver a la naturaleza toda el agua que contienen sus bebidas

Uno de los pilares de la estrategia de sostenibilidad de Coca-Cola España es sin duda la gestión eficiente del agua en toda la cadena de producción, así como el impulso a proyectos -en zonas de gran valor ecológico- que contribuyen a devolver a la naturaleza el agua que contienen sus bebidas

Así, una de las muchas buenas prácticas que se pueden destacar es la implantación, en algunas fábricas de la compañía, de un nuevo sistema de lubricación en seco para las líneas de latas con el objetivo de reducir significativamente el consumo de agua por producto en esa etapa operativa.

Este sistema, implantado ya en las fábricas de Valencia y A Coruña, ha permitido el ahorro de un 13% de litros de agua respecto al año anterior en el primer caso, y más de 60.000 litros de agua se ahorrarán anualmente según previsiones de la planta gallega.

Más información

Más coches circulando de forma sostenible por España

Cada año se emiten en España unas 5,8 toneladas métricas de CO2 a la atmósfera, producto de la circulación de vehículos motores. Por ello  Suntory Beverage & Food Spain se ha propuesto reducir las emisiones asociadas al transporte y a la distribución de sus productos.

El Plan de Movilidad de la compañía a 10 años es una hoja de ruta para incorporar progresivamente tecnologías ECO a su flota de vehículos de manera que para 2030 todos sus vehículos hayan sido sustituidos por alternativas menos contaminantes.

En 2020, ya había un total de 71 coches ECO, con tecnologías GLP, GNC e híbridos, y 8 vehículos CERO emisiones, con el objetivo de alcanzar una cuota 90% de la flota de vehículos de bajas emisiones para 2022 y el 100% para el año 2030.

Más información