Un año más hacemos balance de la actividad de la Asociación y de los temas que preocupan al sector en nuestra memoria corporativa. Iniciamos el 2020 convencidos de que debíamos responder a los desafíos que plantean los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Y lo seguimos estando, aunque la pandemia no solo ha afectado a la sociedad en general sino también a distintos sectores empresariales como la industria alimentaria, el comercio y la hostelería, ambos canales de venta muy importantes para las bebidas refrescantes.

Así, para hacer frente al impacto que ha tenido el COVID19 y el consecuente descenso del consumo provocado por el cierre y restricciones la hostelería, las empresas han reorientado sus programas de responsabilidad social. Y desde la Asociación impulsamos la creación de Juntos con la hostelería, una plataforma de apoyo a estos establecimientos, en la que unimos esfuerzos la industria de alimentación, el gran consumo y la hostelería. También hemos apoyado distintas iniciativas dirigidas al pequeño comercio.

#CompromisosRefrescantes

Nuestro sector lleva años trabajando en compromisos voluntarios en distintos ámbitos. Hemos hecho una importante apuesta por la innovación para responder a las demandas del nuevo consumidor, buscando alternativas para reducir el azúcar y mantener el sabor de los productos. El resultado es un 39% menos azúcar puesto en el mercado entre 2005 y 2019 y que actualmente, el 34% de los refrescos que se consumen en España sean sin azúcar y sin calorías.

También hemos avanzado en los compromisos medioambientales que nos marcamos para el 2020 que han supuesto una reducción significativa en el ratio de consumo de agua y energía y un fuerte impulso al uso de la energía procedente de fuentes renovables y al ecodiseño, con envases cada vez más ligeros y con un mayor porcentaje de materia prima reciclada.

Pero somos conscientes que queda mucho camino por recorrer hacia un crecimiento sostenible, ético y comprometido con las personas y el entorno y la hoja de ruta es sin duda la Agenda2030. Por tanto, hemos analizado y hemos priorizado aquellos ODS en los que nuestra aportación puede ser mayor. Contribuimos directa e indirectamente a 11 de los 17 objetivos y esto es lo que marcará nuestra estrategia de futuro, con nuevos compromisos para la próxima década y con unos objetivos intermedios a 2025.

Descarga aquí la memoria