La Federación Europea de Bebidas Refrescantes (UNESDA) ha presentado esta semana su “Visión 2030” para alcanzar la circularidad de los envases. En ella la industria se compromete a que para 2025 sus envases sean 100% reciclables y sus botellas de PET utilicen un 50% de materia prima reciclada y para 2030 su ambición es lograr que las botellas de PET estén fabricadas con un 100% de PET reciclado y/o renovable, siempre que sea técnica y económicamente viable. El sector aspira también para esta próxima década a recoger más del 90% de sus envases y a utilizar más envases rellenables.

Estas acciones contribuirán directamente a la transición hacia una economía circular en la UE y a superar los objetivos que marca la actual legislación europea. «Creemos que el envase es un recurso que nunca debe ser desperdiciado y estamos tomando numerosas acciones para lograr la circularidad total y para apoyar la agenda de la Comisión Europea para acelerar la transición hacia una economía verde», ha destacado Ian Ellington, presidente de UNESDA.

«Nuestra Visión 2030 para alcanzar la circularidad de los envases demuestra que la industria europea de bebidas refrescantes quiere seguir siendo parte de la solución», apuntó Ellington. «La circularidad funciona y estamos dispuestos a realizar inversiones a largo plazo para apoyar y acompañar la transición y garantizar que ninguno de nuestros envases acabe como basura».

Así, los miembros de UNESDA, reforzaremos estos tres pilares de la circularidad para alcanzar la Visión:

Recogida de envases

Apoyando la creación de sistemas de recogida y reciclaje para acelerar la consecución del objetivo de recoger al menos el 90% de todos nuestros envases para 2030. 

Reciclar

Poniendo en el mercado únicamente envases que sean circulares en su diseño e impulsando la introducción del rPET en los envases de bebidas refrescantes con las siguientes ambiciones:

  • Para 2025: que los envases de bebidas (plástico, metal y vidrio) sean 100% reciclables y todas las botellas de plástico PET de refrescos contengan un 50% de PET reciclado (rPET)
  • Para 2030: que las botellas de PET se fabriquen con un 100% de material reciclado y/o renovable -si es técnica y económicamente viable-, evitándose así el uso de combustibles fósiles.

Reducir y reutilizar

Reduciendo la huella ambiental de los envases del sector y aumentando el uso de envases rellenables, estudiando la mejor vía medioambiental y económica para llevarlo a cabo.

 

Como sector, queremos contribuir a convertir a Europa en el primer continente neutral desde el punto de vista climático para 2050 y construir una economía circular europea.