Joseph Priestley (1733-1804)

Joseph Priestley Uno de los padres del agua carbonatada es el inglés Joseph Priestley. Cursó estudios de teología y filosofía y ejerció el sacerdocio en varios centros de Inglaterra. Pero su interés por las ciencias experimentales le llevó a investigar especialmente el aire y, más en concreto, los gases. Sus investigaciones contribuyeron a impulsar el desarrollo de la química en el siglo XVIII.En 1772 publicó un artículo titulado “Impregnating water with fixed air” en el que, a partir de las conclusiones de sus experimentos, cuenta cómo se puede fabricar el agua de soda o agua de seltz.Además, de sus trabajos con el anhídrido carbónico, destacó por conseguir aislar, por primera vez, el oxígeno.

En 1794 se trasladó a Estados Unidos, donde vivió y siguió investigando bajo la protección de Thomas Jefferson.

Torbern Bergman (1735-1784)

Torbern Bergman Este profesor y químico sueco experimentó con agua carbonatada, principalmente para curar pequeñas dolencias estomacales. Tanto Torberb Bergman como Priestley, trataban de imitar el agua efervescente natural que brota de fuentes subterráneas y a la que se le atribuían propiedades benéficas para la salud.No se sabe si Priestley conocía el trabajo de Bergman y, por lo tanto, a ambos se les atribuye el haber contribuido, con sus investigaciones, al avance en la incorporación del anhídrido carbónico a las bebidas.

Antoine Lavoisier (1743-1794)

antoine_lavoisier Este químico francés es uno de los fundadores de la química moderna. Antoine-Laurent Lavoisier desarrolló experimentos en muchos ámbitos. Sus estudios demostraron el papel del oxígeno en los procesos químicos y mostraron la similitud entre oxidación y respiración.Lavoisier fue uno de los primeros científicos en introducir procedimientos cuantitativos en las investigaciones químicas, clarificó la distinción entre elementos y compuestos y fue clave en el diseño de un sistema moderno de nomenclatura química.

Townsedn Speakman

Habían pasado varias décadas desde que Joseph Priestley preparó el primer vaso de agua carbónica cuando, a principios del siglo XIX, cuando Townsedn Speakman, un farmacéutico de Filadelfia (Estados Unidos), tomó su idea del agua carbonatada y le añadió sabores de frutas. Este hallazgo contribuyó a que el gusto mejorara considerablemente y favoreció que el consumo de estas bebidas se incrementara.

Johann Jacob Schweppe (1740-1821)

Johann_Jacob_Schweppe Tras los avances en la investigación sobre el anhídrido carbónico, uno de los impulsores de las bebidas carbonatadas fue Johann Jacob Schweppe, un joyero de origen alemán que se instaló en Ginebra, Suiza, y más tarde en Londres. Schweppe se dedicó a investigar los efectos del aire en el agua y, en 1773, dio inicio al desarrollo industrial de las bebidas carbonatadas que, más tarde, daría lugar a una bebida con sabor y quinina conocida como tónica.

John Pemberton (1831-1888)

John_Pemberton Con el paso del tiempo, en 1886, otro farmacéutico John Pemberton, inventó un bebida gaseosa y con efecto vigorizante, elaborada a base de agua carbonatada, azúcar, vainilla y nueces de cola, que resultaba un buen estimulante para las funciones digestivas. Además, la nueva bebida tenía un agradable sabor, por lo que pronto trascendió estos usos y se empezó a consumir como bebida refrescante.

Caleb Bradham (1867-1934)

Caleb_Bradham Como otros muchos farmacéuticos, Caleb Bradham elaboraba y vendía habitualmente agua de soda en su farmacia. A finales del siglo XIX, en Carolina del Norte (Estados Unidos), Bradham mezcló el agua carbonatada con extracto de cola, vainilla y aceites exóticos, y empezó a venderlo como un jarabe o elixir para hacer la digestión. Su éxito hizo que Bradham lo comercializara fuera de la farmacia, como bebida refrescante.