Los representantes de las distintas empresas asociadas y colaboradoras que forman parte de la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA) se han reunido hoy para analizar la evolución del sector y repasar los avances en sus compromisos con la salud y el medio ambiente, así como los retos a los que deberá hacer frente en los próximos meses.

En temas de educación nutricional, la Asociación continuará trabajando junto con las distintas  administraciones en la mejora del etiquetado y de la información al consumidor. En cuando a los compromisos medioambientales, la Asociación sigue avanzando en los objetivos de reducción acordados para  2020, pero con la mirada puesta más allá, en la Agenda 2030. Se debatieron también propuestas de mejora en la gestión de residuos de los envases de bebidas.