El agua es una de las materias primas más importantes para nuestro sector y lo entendemos como un recurso vital y escaso, por lo que reducir de su consumo es uno de nuestros compromisos ambientales más importantes.

Para la elaboración de los refrescos, el agua no solo es uno de los ingredientes principales sino también necesaria para la limpieza de equipos y en el lavado y enjuague de los distintos tipos de envases (plástico PET, latas, vidrio…). Y es justamente en estos procesos, donde las empresas de Anfabra han ido innovando e introduciendo medidas de eficiencia para reducir de forma significativa su consumo.

Así, de 2010 a 2017, hemos reducido el ratio de consumo de agua (litros de agua consumida por litro de producto fabricado) en más de un 15%, mediante buenas prácticas como las que recogemos en nuestros informes medioambientales. Veamos algunos ejemplos:

Buenas prácticas

Aprovechar el tratamiento y la depuración de aguas residuales para restaurar humedales y fomentar la biodiversidad en la zona es el objetivo que se ha marcado Coca-Cola en la desembocadura del río Guadalhorce.

En colaboración con el Centro de Hidrogeología de la Universidad de Málaga, el proyecto incluye la restauración de 67 hectáreas de humedales, que son el hogar de unas 250 especies de aves durante todo el año y de unas 80 aves migratorias en su camino a África.

Durante los próximos tres años se aportarán 650 millones de litros provenientes de la depuradora de Málaga.

También queremos destacar las distintas campañas informativas que lleva a cabo Schweppes para sensibilizar a sus empleados sobre el uso responsable del agua. La celebración del Día Mundial del Agua en la empresa, así como el envío del decálogo “Guardianes del agua” o de un reloj de ducha, son iniciativas que han tenido muy buena acogida. También el concurso de dibujo infantil “Agua, un mundo azul” o la producción de vídeos cortos en los que los empleados dan consejos para fomentar el buen uso de este recurso.

Un ahorro de un 56% de agua y de un 53% de gas es el resultado de implementar un nuevo sistema de limpieza en frío en las plantas de Pepsico. Hablamos de un cambio en el proceso de limpieza de depósitos, llenadoras, enjuagadoras, tuberías, etc., que deben ser higienizados desde dentro, y que con el nuevo sistema es posible hacerlo con menos consumo de agua, energía y tiempo.

Puedes conocer más ejemplos de buenas prácticas en el Centro de Información de Bebidas Refrescantes (CIBR) o descargar aquí nuestro Informe de Sostenibilidad 2018.