El director general de la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA), Josep Puxeu, ha asistido hoy a un encuentro entre el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, con empresas y patronales vinculadas a estas áreas.

Durante el encuentro, Josep Puxeu tuvo la oportunidad de exponer los compromisos económicos de un sector que genera más 71.000 empleos directos e indirectos y unos 3.800 millones de euros de Valor Añadido Bruto (VAT). Un sector muy competitivo y firmemente comprometido con el desarrollo económico, la innovación, la salud y el medio ambiente.

En su intervención, el director general de ANFABRA ha destacado la apuesta del sector por la inversión, por responder a los consumidores con productos con menos azúcar y menos calorías y la importancia de la colaboración entre las empresas y la Administración, tomando como ejemplo el “Plan Nacional para la Mejora en la Composición de Alimentos y Bebidas” de la AESAN (Ministerio de Sanidad).

También ha recordado el papel que tienen sectores como el de bebidas refrescantes para la economía española, y la amenaza que suponen los impuestos para la competitividad de las empresas y la reactivación del consumo. Especialmente, ha insistido en el caso del impuesto a las bebidas azucaradas en Cataluña, que se ha demostrado es arbitrario, ineficaz y no cambia hábitos. Sin embargo, crea inseguridad jurídica a las empresas y rompe la unidad de mercado.

Otros de los temas centrales del encuentro han sido los desafíos como la internacionalización –con nuevas oportunidades comerciales derivadas del Acuerdo de Libre Comercio UE-Mercosur  o el Brexit–, así como la transición hacia una economía circular.